Blog de ISTENAC

¿Cómo proteger tu piel en verano?

¿Cómo proteger tu piel en verano?

Cuando a nuestra mente llega la palabra «verano», pensamos en vacaciones, playas y sobre todo…en calor y sol. Sin lugar a dudas, gracias a los rayos del sol, el cuerpo recibe muchos beneficios: produce vitamina D, aumenta las defensas, mejora el estado de ánimo y muchos otros. Sin embargo, si deseamos disfrutar del sol, sin efectos negativos, necesitamos pensar también, cómo debe ser el cuidado de la piel en verano.

Consejos importantes a tomar en cuenta 

Durante el verano, los efectos del sol son más pronunciados. Así que, aunque no salgamos a la playa; el tiempo que vamos a estar expuestos, necesitamos tener presente importantes recomendaciones para proteger la piel.

  • Hidratación: por ser días de calor, el cuerpo transpira más y pierde líquido. Beber suficiente agua es fundamental para la piel y el cuerpo. El uso de cremas hidratantes también es muy importante.
  • Horas apropiadas: en el momento de exponernos al sol debemos pensar en el mejor horario para hacerlo. Evita tomar sol entre  las 10 hrs.  y 16 hrs.. En ese tiempo puede  refrescarse y tomar un buen descanso bajo sombra.
  • Uso de ropa adecuada: las ropas de algodón o poliéster son muy apropiadas. Es aconsejable usar ropa manga larga, pantalones, sombreros de ala ancha, gorras y lentes para el sol.
  • Comidas: existe una variedad de verduras, frutas y  alimentos con propiedades antioxidantes, que ayudan a regenerar los tejidos de la piel. Tales como: la zanahoria, tomate, brócoli, melón, frutos secos, aguacate, pescado, aceite de oliva, entre otros.
  • Uso de protector solar: ponte una buena cantidad de protector solar, de 30 FPS preferiblemente, media hora antes de exponerte al sol y repetir la operación cada dos horas. Si el día está nublado o estás bajo sombra, igual debes aplicarlo.

Remedios caseros para proteger la piel

El sol es de gran beneficio para nuestro cuerpo, pero si nos exponemos a él en exceso, nuestra piel puede sufrir las consecuencias. Una de las recomendaciones para proteger tu piel en el verano, es el empleo de remedios caseros naturales y accesibles.  

Aloe Vera: tiene propiedades antiinflamatorias, cicatrizantes, hidratantes y muchas otras. Luego de la exposición al sol, puedes cortar las hojas de la planta, extraer el gel y aplicarlo sobre la piel para aliviar el ardor o la hinchazón, evitar que aparezcan ampollas, cicatrizar y regenerar la piel. Esta planta es usada para elaborar protectores solares.

Aceites vegetales y esenciales: los aceites vegetales se extraen de frutos oleaginosos y semillas, los aceites esenciales de plantas aromáticas. Son inmunoprotectores solares, para utilizarlos como protectores solares se mezclan con óxido de zinc u óxido de titanio. Algunos son: aceite vegetal de almendras, sésamo, semilla de frambuesa, coco y aceite esencial de semillas de zanahoria, semillas de soja, de eucalipto y albahaca sagrada.

Consecuencias de no cuidar la piel

La sensación de disfrutar los rayos del sol es excelente, pero abusar del tiempo de exposición y no tener cuidado de la piel en verano, puede generar consecuencias muy lamentables:

  • Envejecimiento de la piel: pasar tiempo prolongado expuesto al sol, sin protección, crea arrugas en la piel.
  • Manchas: es el primer signo de descuido de nuestra piel, ante los rayos del sol.
  • Quemaduras: es la primera consecuencia aparente. La piel se enrojece, arde y a los días comienza a escamarse. Si la exposición al sol fue excesiva, se podría requerir atención médica.

Otras de las consecuencias podrían ser, cuadros de fiebre; y entre las más lamentables la aparición de melanomas o tumores que podrían convertirse en cáncer de piel.

Recomendaciones ante una exposición al sol

Tener precaución con niños pequeños y ancianos debido a que su piel y su organismo son más sensibles y vulnerables.

El protector solar elegido debe ser el más acorde con el tipo de piel, la edad y el grado de exposición solar.

La hidratación debe ser parte de nuestro estilo de vida y no solo cuando llegue el verano, así nuestra piel y organismo estará mejor preparado. El sol se refleja en el agua, en rocas u otros elementos, debemos tener cuidado de la piel en verano, aún cuando estemos bajo sombra.

Si quieres ser especialista en Naturopatía y ampliar tus conocimientos, solicita información sin compromiso sobre nuestro Máster en Naturopatía. ¡Diferénciate profesionalmente!

Avatar de ISTENAC

Acerca del autor:

ISTENAC

Ver todas las entradas por ISTENAC

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR