Blog de ISTENAC

Mejora los dolores reumáticos

Mejora los dolores reumáticos

Los dolores reumáticos son el conjunto de molestias relacionadas con el aparato locomotor, es decir, el sistema de órganos y tejidos que permite el sostenimiento corporal y el movimiento.

Conforman uno de los principales síntomas de las enfermedades reumáticas que aquejan al sistema músculo esquelético y pueden llegar a ser graves y comprometer la calidad de vida del afectado.

Existen más de doscientas enfermedades reumáticas, pero se suelen clasificar en cinco grandes grupos:

  • Artritis: inflamación de las articulaciones.
  • Artrosis: daño en el cartílago.
  • Dolor lumbar: de origen desconocido, aunque puede ser originado por hernia discal o anomalías de la columna vertebral.
  • Osteoporosis: fracturas ante la falta de resistencia en los huesos.
  • Reumatismo de partes blandas: engloba las patologías de tendones, bolsas serosas, músculos y sistema nervioso periférico.

Sus síntomas varían en función de la persona y la patología, sin embargo, los más frecuentes y que, generalmente acompañan al dolor, son:

  • Hinchazón, enrojecimiento y calor en las articulaciones.
  • Rigidez matutina.
  • Fatiga, cansancio, debilidad y falta de vitalidad.
  • Contracturas musculares.
  • Alteraciones del sueño.
  •  Fiebre y malestar general.
  • Hormigueo y sensación de ardor cerca de las articulaciones.
  • Pérdida de la función de una o varias articulaciones.
  • Deformidad.
  • Limitaciones en el movimiento.

Cambio de hábitos alimenticios para mejorar

La alimentación suele ser una gran aliada para las personas con enfermedades reumáticas, ayudando a controlar los síntomas y mejorar su calidad de vida. Debe ser completa y balanceada, con alimentos que ayudan a aminorar la inflamación y el dolor, así como a bajar de peso, logrando progreso, al disminuir la presión sobre las articulaciones y las constantes dolencias.

Las principales recomendaciones nutricionales son:

  • Consumir pescados grasos como salmón, trucha y sardinas. Su alto contenido de omega 3 desinflama a nivel sistémico y aporta no sólo vitamina D, esencial para prevenir la hinchazón de las extremidades y el dolor, sino magnesio y calcio, necesarios para una estructura ósea fuerte y sana. 
  • Incluir cinco raciones diarias de frutas y hortalizas que aportan la cantidad necesaria de antioxidantes: clorofila, vitamina C, quercitina y luchan contra los radicales libres, causantes de la inflamación.
  • Consumir verduras de hojas verdes: acelgas, apio, berro, brócoli, espinacas y rúcula, llenas de vitaminas y oligoelementos como el cobre  y el manganeso que mejoran la salud músculo esquelética.
  • Sumar aguacate a la dieta. Considerado un superalimento, está repleto de las denominadas “grasas buenas”, que el cuerpo necesita para mantenerse sano, y de magnesio, esencial para el correcto funcionamiento de los huesos y músculos.
  • Consumir aceite de oliva extra virgen. Es muy beneficioso porque contiene oleocantal, una sustancia que inhibe las enzimas que participan en los procesos inflamatorios.
  • Incluir frutos secos y semillas. Por su alto contenido de omega 3 controlan el exceso de inflamación, además aportan minerales, aminoácidos y fibra dietética, beneficiosas para la salud digestiva y un óptimo nivel de energía.
  • Las cebollas, los puerros y las manzanas contienen quercetina, un antioxidante que ayuda a inhibir los compuestos que producen inflamación en el organismo. La cebolla y el ajo, además contienen flúor, un oligoelemento que ayuda a combatir la osteoporosis. 
  • Las zanahorias, las calabazas y los alimentos naranjas. Son ricos en betacaroteno, un antioxidante, de acción antiinflamatoria, indicado para prevenir o aliviar el dolor reumático.
  • Las hierbas y especias poseen gran poder antiinflamatorio. Entre ellas, la cúrcuma, considerado uno de los alimentos más adecuados para la prevención de la artritis, al igual que el romero. 

Otros aspectos para mejorar

También es importante que las personas que padecen dolores reumáticos conozcan los alimentos que deben evitar, pues empeoran su condición y recurran a alternativas orgánicas para reemplazarlos:

  • Mariscos y carnes rojas.
  • Carnes embutidas o ahumadas.
  • Aceite de palma y soja.
  • Azúcar y alimentos refinados.
  • Refrescos y bebidas carbonatadas.
  • Lácteos.
  • Comida chatarra y prefabricada.
  • Alimentos enlatados.

Recomendaciones y consecuencias

  • Realizar con regularidad ejercicio suave como pasear, hacer estiramientos, yoga o nadar. Ayuda a mejorar la función muscular y reducir las señales de la enfermedad como el dolor y la rigidez, además de mejorar el ánimo en general.
  • Evitar el tabaco o dejarlo lo antes posible. El tabaquismo se considera una de las principales causas de la artritis reumatoide, además los fumadores tienen mayor riesgo de rechazar los tratamientos para las enfermedades reumáticas.

Si quieres ser especialista en Naturopatía y ampliar tus conocimientos, solicita información sin compromiso sobre nuestro Máster en Naturopatía. ¡Diferénciate profesionalmente!

Avatar de ISTENAC

Acerca del autor:

ISTENAC

Ver todas las entradas por ISTENAC

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR