Blog de ISTENAC

Hernia Discal y Fisioterapia

Hernia Discal y Fisioterapia

Los discos son aquellos amortiguadores cartilaginosos que están presentes entre las vértebras, que al estar apiladas forman la espina dorsal. Los discos son muy importantes porque permiten que exista el movimiento en las vértebras, así es posible que las personas puedan estirarse y agacharse.

Las hernias discales son aquellas que se producen cuando el disco  sale de su sitio o se rompe a causa de una lesión. Dolor, entumecimiento e incluso debilidad son los síntomas de este padecimiento. Es común que las hernias discales aparezcan en las zonas lumbar y cervical de la columna, aunque pudieran aparecer en cualquier lugar de la columna.

Causas de la hernia discal

Las hernias discales se producen por varios factores, entre ellos se encuentran: tener sobrepeso u obesidad, levantar objetos pesados, tener una vida sedentaria, sentarse o estar de pie en una misma posición por mucho tiempo.

El material del disco se va degenerando con el paso de los años y además, el ligamento que los mantiene también se debilita. También, ciertos estudios demuestran que existe una predisposición a que aparezcan discos herniados en familias con otros miembros que padecen esta afección.

Síntomas de hernia discal

Dependiendo del tamaño de la hernia discal los síntomas suelen ser diferentes. Si el disco está haciendo presión sobre el nervio se presentará dolor, entumecimiento y debilidad.

Cuando la hernia discal aparece en la zona lumbar o parte baja de la espalda, una persona puede experimentar dolor en la cadera, glúteos o adormecimiento. También, la persona puede presentar dolor en la parte de atrás de la pantorrilla o en la planta del pie.

Cuando la hernia se ubica en la zona cervical, el paciente puede sentir dolor al mover el cuello, dolor que se irradia al brazo o dedos de la mano. También puede presentar dolor en el omóplato, así como entumecimiento en el hombro, codo, brazo y dedos.

A veces la persona tiene dificultad para levantar la pierna y el brazo, dolor al sentarse, voltearse en la cama, levantarse, entre otras complicaciones.

Tratamientos de fisioterapia aplicados

Inicialmente el tratamiento para una hernia de disco suele ser basado en fisioterapia, es decir, un tratamiento conservador. Aunque no se aconseja el reposo en cama, si es necesario que el paciente tenga un nivel de actividad bajo durante algunos días e incluso semanas en algunos casos, con el objetivo de ayudar a que se desinflame el nervio espinal.

La recomendación médica principal en caso de hernias discales es que el paciente acuda a fisioterapia. El fisioterapeuta creará una rutina personalizada para el paciente, basada en el estudio y diagnóstico médico. También el médico puede recetar medicamentos para el dolor y relajantes musculares.

Hay muchas opciones de tratamientos de fisioterapia aplicados cuando de hernia discal se trata, pero en líneas generales podemos mencionar los siguientes métodos:

  • Reeducación postural.
  • Evaluación de la ergonomía.
  • Ejercicios para restaurar el rango de movimiento.
  • Robustecimiento de los músculos que sostienen la columna.
  • Fortalecimiento de las caderas.
  • Terapia manual.
  • Ejercicios para fortalecer la zona lumbar y abdominal.

Si quieres ser especialista en Osteopatía y ampliar tus conocimientos, solicita información sin compromiso sobre nuestro Máster en Osteopatía. ¡Diferénciate profesionalmente!

Avatar de ISTENAC

Acerca del autor:

ISTENAC

Ver todas las entradas por ISTENAC

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR