Blog de ISTENAC

Diferencias entre la Homeopatía y la Naturopatía

Diferencias entre la Homeopatía y la Naturopatía

No es para nada extraño que la homeopatía y la naturopatía se confundan en muchas ocasiones. Sí, ambas son disciplinas médicas que intentan sanar al organismo con remedios naturales, pero, al margen de este punto en común, pocas son sus similitudes. Para que sepas diferenciar perfectamente entre en campo y otro, vamos a explicarte las diferencias principales que existen en torno a la homeopatía y la naturopatía.

¿Qué es la homeopatía?

Para entender bien cuáles son las diferencias que existen entre ambas disciplinas, lo mejor es atender a las definiciones de cada una de estas medicinas alternativas, ya que así se tendrán las bases adecuadas para comprender lo que cada una trata de hacer.

Por un lado, la homeopatía parte del conocido principio homeopático. Aunque suene redundante, esta es su base y lo que viene a decirnos es que una enfermedad se cura con otra que tenga efectos similares sobre el organismo.

Bueno, realmente no se trata de curar, si no de dar al cuerpo la capacidad de crear una memoria con la que luchar contra cualquier enfermedad que pueda afectarle. Así, el medicamento homeopático está hecho de sustancias naturales de origen animal, vegetal o mineral que causan en el cuerpo los mismos efectos que diversas enfermedades.

Por decirlo de alguna forma, se administran venenos a dosis imperceptibles para el organismo, pero que causan una respuesta para que este esté preparado ante una posible enfermedad.

Conviene recordar aquí que la homeopatía cuenta ya con varios siglos de antigüedad y que son muchas las personas que se han beneficiado de una técnica que no tiene ningún efecto secundario y que cada vez produce remedios más efectivos para curar muchas enfermedades.

¿Qué es la naturopatía?

Le toca el turno ahora a la naturopatía. Su nombra ya nos dice mucho de cuál es su objetivo, y es que la palabra se podría traducir como sanación natural.

La naturopatía tiene la particularidad de entender la enfermedad como algo global y no local. Es decir, estar enfermo es un problema que se debe a que el organismo no estaba en perfectas condiciones y a que algo fallaba en él.

Por ello, lo que pretende la naturopatía es adelantarse a la enfermedad creando un cuerpo saludable en el que el bienestar sea el único estado que tenga cabida. Dicho de otra forma, los tratamientos de naturopatía intentan que el organismo desarrolle y tenga siempre listos sus mecanismos de autocuración para así evitar la enfermedad o, al menos, hacer que esta sea poco o nada dañina para el cuerpo.

Las diferentes disciplinas de la naturopatía

Pero, por su carácter holístico, la naturopatía no es un bloque en el que no se puedan advertir diferentes disciplinas. Al contrario, son muchas las disciplinas de medicina natural que se enmarcar dentro del cuadro general de la naturopatía, por lo que conviene tenerlas presentes.

La dietética y la nutrición están a la cabeza de todas ellas. Desde esta medicina natural se entiende que la alimentación es fundamental en todos los sentidos para poder llevar una vida saludable.

Es más, sistemas del cuerpo como el inmunológico solo funcionan correctamente si se les da el combustible adecuado, combustible que viene en forma de vitaminas, minerales y otras sustancias que se encuentran en los alimentos.

La fitoterapia y la herboristería también forman parte de la naturopatía. Las plantas son recursos muy usados en cualquier tratamiento de naturopatía, y es que son muchas las enfermedades que se pueden tratar con solo acudir a las plantas naturales.

El masaje terapéutico en todas sus formas es también un pilar fundamental de la naturopatía. Muchos piensan que el quiromasaje y prácticas similares solo sirve para tratar los músculos y huesos, pero lo cierto es que también estimulan el metabolismo, ayudan a eliminar toxinas y permiten que el sistema inmune funcione de una forma más equilibrada.

Por lo demás, las flores de Bach, la aromaterapia y la reflexología son prácticas comunes a la naturopatía que no hay que olvidar.

Las principales diferencias entre homeopatía y naturopatía

Dicho todo lo anterior, es fácil advertir dónde se encuentran las diferencias entre estas dos disciplinas. Mientras que la homeopatía pretende curar enfermedades, la naturopatía intenta evitar que aparezcan o, al menos, procura dar al cuerpo los mecanismos para que este sane por sí mismo en caso de que haya algún problema.

Otra diferencia que podemos anotar es la del uso de medicamentos. Por regla general, la naturopatía no hace uso de ellos mientras que la homeopatía sí que tiene una larga lista de componentes que deben tomarse en caso de estar padeciendo alguna dolencia.

En definitiva, tanto homeopatía como naturopatía son disciplinas de medicina natural, pero no deben confundirse en ningún caso. Como has visto, hay muchas diferencias entre ambas, aunque, en el fondo, pueden ser útiles para mejorar tu salud de una forma no invasiva y completamente natural.

Si quieres ser especialista en Naturopatía y ampliar tus conocimientos, solicita información sin compromiso sobre nuestro Máster en Naturopatía. ¡Diferénciate profesionalmente!

Avatar de marco Soto

Acerca del autor:

marco Soto

Ver todas las entradas por marco Soto

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR