Blog de ISTENAC

Medicina Tradicional China con Especialización en Acupuntura

Medicina Tradicional China con Especialización en Acupuntura

¿Qué es la Medicina Tradicional China?

La Medicina Tradicional China, también llamada simplemente como Medicina China o, incluso, Medicina Oriental Tradicional debido a que recoge influencias también de muchos otros países asiáticos, es un conjunto de prácticas médicas desarrolladas en la región a lo largo de miles de años y que tratan de buscar la salud, el bienestar y la longevidad.

En concreto, la Medicina Tradicional China se fundamenta en el concepto de ‘chi’, término que podría ser traducido como ‘energía vital’. Cuando se encuentra en equilibrio, logra que las emociones, el espíritu, la mente y el físico colaboren en armonía. Sin embargo, no es una tarea sencilla ya que se encuentra bajo la influencia de las energías negativas (el ‘yin’) y positivas (el ‘yang’). Las enfermedades que sufrimos los seres humanos tienen lugar cuando se desequilibra el chi.

¿Para qué se usa la Medicina Tradicional China ?

La Medicina Tradicional China trata de ofrecer remedios y soluciones a todo tipo de problemas de salud. De hecho, tiene un fuerte carácter preventivo. Solo hay que volver a echar un vistazo a lo comentado anteriormente para darnos cuenta de que, si logramos mantener nuestro chi equilibrado mediante la regulación del yin y el yang, podremos evitar la enfermedad.

Sin embargo, la mayoría de personas que recurren a la Medicina Tradicional China ya han caído enfermos y tienen un problema concreto. En este sentido, la mayoría de consultas tienen que ver con el asma, la esterilidad masculina y femenina y las alergias. Pero también hay multitud de casos relacionados con el dolor muscular y con las migrañas, con el lumbago y la ciática y con la artritis y la artrosis, por ejemplo.

¿Es segura la Medicina Tradicional China?

Totalmente. Sin embargo, es importante que cambiemos nuestra perspectiva sobre ella, sobre todo, si la miramos como si se tratase de medicina occidental. Por ejemplo, todos estamos acostumbrados a que, si vamos al médico porque tenemos anginas, recibiremos un tratamiento de antibióticos. Esto es así para todo tipo de pacientes.

Sin embargo, según la Medicina Tradicional China, cada persona ha de recibir un tratamiento diferente en función de su chi y del equilibrio entre el yin y el yang que posea.

Además, para practicar algunas de las técnicas asociadas a la Medicina Tradicional China que son especialmente delicadas como, por ejemplo, la acupuntura, es absolutamente indispensable contar con certificados académicos.

Evidencia de la Medicina Tradicional China

La Medicina Tradicional China se basa en la experiencia, es decir, en milenios de pruebas de tratamientos sobre personas con todo tipo de dolencias. De hecho, solo hace falta preguntar a algún allegado o buscar por Internet para encontrar multitud de pruebas que acreditan que se trata de una disciplina eficaz para combatir una gran variedad de enfermedades y para incrementar nuestro bienestar.

Diagnóstico

El diagnóstico del problema de salud según la Medicina Tradicional China ha de hacerse mediante cuatro técnicas:

  • Wàng (observación): es la primera de todas. Se basa en simplemente observar el estado físico de la persona que acude al especialista en Medicina Tradicional China.
  • Wén (audición y olfacción): aquí se lleva a cabo la segunda inspección, en la cual se trata de escuchar y de oler determinadas señales arrojadas por el organismo y, en consecuencia, por el chi.
  • Wèn (cuestionario): superadas las dos primeras fases, llega el momento de hablar directamente con el paciente para que cuente sus sensaciones.
  • Qiè (palpar): la última de todas. Con las manos será posible detectar el origen del problema para, posteriormente, establecer un tratamiento adecuado.

Las técnicas que se utilizan en la Medicina Tradicional China

  • Acupuntura: la más importante. Se basa en la colocación de agujas en los meridianos corporales.
  • Infusiones: elaboradas mediante la mezcla de raíces, hierbas y elementos animales y con el propósito de restablecer el equilibrio corporal.
  • Acupresión: masajes que conllevan la aplicación directa de presión sobre puntos concretos de los meridianos corporales.
  • Ventosas: con vidrio y aire caliente. Básicas para reequilibrar el chi.
  • Masaje o tui na: en zonas concretas del organismo en función del problema experimentado.
  • Dieta: fundamental también para el equilibrio del yin y el yang.
  • Qi gong: es una técnica que aúna respiración, meditación y movimiento.
  • Moxibustión: aplicación de ungüentos elaborados con hierbas sobre la piel.

La Acupuntura en la Medicina Tradicional China

Sin duda, se trata de la rama de la Medicina Tradicional China más extendida por todo el mundo. Se basa en la colocación de pequeñas agujas en puntos concretos de la piel del paciente con el objetivo de canalizar la energía que fluye a través de sus meridianos. Gracias a ella, es posible devolverla al equilibrio y erradicar cualquier problema de salud.

De hecho, basta con escuchar los testimonios de cualquier persona que se haya sometido a un tratamiento de acupuntura para darse cuenta de su eficacia. Esta es especialmente recomendable para tratar las migrañas, la lumbalgia y todo tipo de dolores, pero incluso se puede usar para dejar de fumar. Además, es reconocida por la Unesco como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

Si quieres convertirte en un Especialista en Acupuntura solicita información de nuestro Máster en Acupuntura.

Avatar de ISTENAC

Acerca del autor:

ISTENAC

Ver todas las entradas por ISTENAC

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR