Blog de ISTENAC

Nutrientes para combatir el estrés y favorecer el descanso

Nutrientes para combatir el estrés y favorecer el descanso

La naturopatía es una ciencia que intenta siempre que vivas un poco mejor de lo que lo hacías antes. Para ello no se utilizan fármacos industriales ni nada parecido, solo se pretende que el cuerpo recupere su capacidad sentirse bien y luchar contra las agresiones externas. Así, una de las ramas más importantes de la naturopatía no es otra que la dietética. Aquí vamos a explicarte cuáles son los alimentos adecuados para combatir el estrés y descansar mejor, algo que puedes conseguir modificando levemente tu dieta.

Comer para sentirnos mejor

La dietética, como ya hemos apuntado, es fundamental para que el cuerpo funcione correctamente. Si establecemos una similitud, la comida que ingerimos es como la gasolina que echamos a un coche. Si el combustible está contaminado o es de mala calidad, puedes tener por seguro que el motor no va a rendir como debería.

Pues lo mismo pasa con tu cuerpo. Si lo alimentas con productos poco o nada aconsejables, empezarás a notar problemas como el aumento del estrés y la ansiedad, la falta de un proceso de descanso adecuado e incluso la depresión del sistema inmune, por lo que las enfermedades serán algo más frecuente en tu vida diaria.

El sistema nervioso y la alimentación

Como íbamos comentando, todo el cuerpo y todas sus funciones están relacionadas con la nutrición. Hay alimentos que son capaces de hacerte sentir mejor anímicamente alejando de tu vida problemas como el estrés o la ansiedad.

¿Por qué? Pues porque cuentan con sustancias que son capaces de equilibrar adecuadamente el funcionamiento del sistema nervioso para que puedas recuperar la estabilidad emocional que la rutina diaria te ha ido quitando.

El secreto de estos alimentos se encuentra en las sustancias que lo componen. Hablamos de elementos como las vitaminas del grupo B, la vitamina C y la D.

Todas las anteriores son esenciales para que el sistema nervioso del cuerpo pueda trabajar de forma eficiente consiguiendo que la emocionalidad de los pacientes que llegan a la consulta de naturopatía sea la adecuada.

Encontrar estas sustancias en los productos naturales no es para nada complicado. Hay que abandonar la idea de que cuidarse con la dieta es algo costoso y que exige sacrificios. Al contrario, alimentos tan deliciosos como las fresas o los arándanos cuentan ya con todos los nutrientes que el sistema nervioso requiere y son pocos los que dirían que no son un bocado de lo más apetecible.

Lo que hay que transmitir al paciente es que se pueden incorporar estas frutas y otras como las naranjas, los plátanos o verduras de todo tipo para que los efectos sean a largo plazo y no se diluyan rápidamente.

El magnesio y el sistema nervioso

El magnesio es un mineral que vive en lo que podríamos llamar como un círculo vicioso. Es fundamental para contrarrestar los estados de ansiedad y estrés, pero, al mismo tiempo, estos procesos psicológicos hacen que el magnesio vaya desapareciendo del cuerpo poco a poco desequilibrando al sistema nervioso.

Sí, el magnesio es una de las sustancias más importantes a la hora de equilibrar el funcionamiento de esta parte de nuestro organismo. Su papel es esencial para que el sistema nervioso actúe de forma equilibrada y pueda dar respuestas adecuadas a los principales retos que la vida ofrece.

Claro que se pueden tomar complementos de magnesio para aumentar su presencia en el organismo, pero lo cierto es que es mucho mejor introducir alimentos ricos en este mineral. El motivo es que, además de magnesio, los alimentos que el naturópata recomendará son ricos en otras sustancias que también favorecen una buena salud emocional, por lo que sus efectos son más completos.

Uno de los productos que hay que incluir sí o sí en la dieta es la avena. Este grano cuenta con una de las composiciones más ricas en lo que a minerales se refiere. Por supuesto, el magnesio está presente en gran medida en este grano, por lo que la avena es una de las recomendaciones que se deben hacer en la consulta de naturopatía sin la menor duda.

Pero la avena no es la única fuente de magnesio que tenemos a mano. Es importante también destacar la importancia que tienen los frutos secos, especialmente las almendras y los cacahuetes siempre que se presenten en su estado natural sin haber sido alterados de ninguna forma.

Las legumbres también son ricas en minerales como el magnesio y, además, son una de las fuentes de proteínas que más beneficiarán al cuerpo y, por lo tanto, al sistema nervioso alejando el fantasma del estrés y de otros problemas similares.

En definitiva, la naturopatía no debe perder nunca de vista la importancia que tiene la dietética, y es que desde la alimentación se puede luchar de forma muy eficiente con problemas como el estrés o la ansiedad.

Si quieres ser especialista en Naturopatía y ampliar tus conocimientos, solicita información sin compromiso sobre nuestro Máster en Naturopatía. ¡Diferénciate profesionalmente!

Avatar de marco Soto

Acerca del autor:

marco Soto

Ver todas las entradas por marco Soto

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR